Luz Infrarroja

El tratamiento de Luz Infrarroja para el tensado de la piel es el más nuevo en cuanto a su irrupción en el Mercado. Es comúnmente llamado “Láser Titán”, si bien esta es una marca comercial registrada, hace referencia a éste tipo de tecnología.

El tratamiento de Luz Infrarroja se trata de un haz de luz infrarroja, que produce alta temperatura en la Dermis , penetrando entre 1 y 3 mm., provocando una contracción del Colágeno, y un remodelado y estimulación de su producción.

Por lo tanto tiene dos efectos sobre la piel, uno inmediato que es el tensado de la piel, y uno a mediano plazo que es secundario a la remodelación y nuevo depósito de colágeno.

¿Que diferencia tiene con la Radiofrecuencia?

Es mas controlable, ya que la luz Infrarroja actúa con el agua como cromóforo, que capta longitudes de onda entre 850 y 1750 nm, es decir que es mucho mas específico, actuando de igual forma que un Láser. Otra ventaja es el excelente sistema de refrigeración en Epidermis que evita quemaduras no deseadas.

A la vez que llega a la temperatura deseada en un momento, y no gradualmente, es decir consiguiendo la temperatura deseada con un disparo. Evitando así que por disconfort de la paciente no se alcance la temperatura necesaria.

Por lo que sus dos principales indicaciones son el tensado de la piel y el tratamiento de arrugas finas.

¿Cuantas sesiones hacen falta?

Depende del tipo y calidad de la piel, pro se debe tener en cuenta que un ciclo de tratamiento no debería ser inferior a 8 sesiones, que pueden ser realizadas semanalmente, o intercalándolas con cabezales para manchas o lesiones vasculares, con lo que se complementaría el tratamiento.

¿Hay restricciones posteriores a la realización del mismo?

No salvo tomar sol en los días subsiguientes. Debiéramos pensar que si el Paciente invierte en un tratamiento para Rejuvenecer la piel, no debería tomar sol.

Luz Infrarroja – Antes y Después