Luz Pulsada Intensa

Dentro del capítulo de Fotorejuvenecimiento Facial no Ablativo, la LUZ PULSADA INTENSA (IPL), es una de sus armas más importantes.

Se llama No Ablativo por que NO provoca disrupción en la Epidermis, en contraposición a los diferentes tipos de equipos que emiten Láser que son Ablativos, por provocar una disrupción en la misma.

Una de sus principales ventajas es que se realiza en forma ambulatoria, es indoloro y no afecta a las obligaciones diarias del paciente, pudiendo reincorporarse a su actividad en forma inmediata.

Los tratamientos con IPL (Intense Pulsed Light), muestran un excelente resultado en la piel con Fotoenvejecimiento, Manchas Solares, Manchas de la vejez, pecas, Hiperpigmentaciones faciales (Melasma). También ha demostrado su utilidad en el tratamiento de la Rosácea, arañitas vasculares en la cara, prevención de arrugas finas etc.

Está indicado a cualquier edad, se realiza en consultorio, se basa en la realización de 3 a 6 sesiones dependiendo del tipo de piel, y el resultado deseado. No tiene tiempos de recuperación para el Paciente, es decir que se reincorpora a la actividad inmediatamente.

El resultado esperable es una piel mas luminosa, homogénea, de mejor textura, sin pecas, manchas, o lesiones vasculares. También se nota una tendencia a mejorar la flaccidez cutánea, en base a la estimulación de la síntesis de colágeno, efecto que se observa entre los 4 y 6 meses de finalizado el tratamiento.

Las zonas en donde más se utiliza son, la Cara, Escote, Dorso de manos, cuero cabelludo en pacientes Calvos.

Luz Pulsada Intensa – Antes y Despues