Levantamiento Mamario (Mastopexia)

La operación que se realiza cuando una mama no está en su posición adecuada se llama MASTOPEXIA.
Las mamas se caen por que se altera la relación entre el continente es decir la piel y el contenido es decir la glándula mamaria.
Durante procesos como el embarazo o la lactancia, la mama aumenta su volumen y su peso debido a la acción hormonal, esta situación trae aparejado un estiramiento proporcional de la piel que la envuelve.
Luego de pasado el período de la lactancia, el contenido mamario se reduce generalmente aún por debajo de su volumen previo, y el “continente” es decir la piel no se retrae en forma proporcional. Como consecuencia de éste desajuste la mama pierde su posición en el tórax, desplazándose hacia abajo, favorecida por la acción de la gravedad.
También se observa éste fenómeno en las mamas grandes, en las que sólo por efecto del peso de la mama, se estira la piel, provocando su caída.

Leer Más

Hay dos premisas que hay que tener en cuenta a la hora de analizar ésta situación, la primera es definir cuando la mama está realmente “caída” o cuando está “desinflada”, y la otra es si alcanza con el relleno que tiene para armar una mama que proyecte adecuadamente.
De todas las formas de medir ésta situación, yo elijo clasificarlas de acuerdo a la relación que tenga el pezón con el surco submamario, con la que se eliminan subjetividades, y variaciones interpersonales.
Consideramos que la mama está en una posición adecuada si el Pezón está por encima del Surco Submamario. Algunas pacientes consultan por mamas caídas presentando ésta situación. La definición de su situación es Mama Desinflada, es decir carente de relleno, por lo tanto la solución está en la colocación un implante.
Cuando comienza a desajustarse la relación entre el continente y el contenido el pezón comienza a “caer”, digamos que su primera estación es cuando se planta a nivel del surco submamario. Decimos que en éste caso estamos ante una caída o Ptosis grado I , en la mayoría de los casos lo que priva es la falta de volumen por lo que puede mejorar bastante esta situación la colocación de un implante, generalmente sin necesitar resecciones cutáneas.
Cuando el pezón va mas allá de la proyección del surco submamario, estamos con seguridad ante un caso, en el que sobra piel es decir sobra continente. Puede haber o no contenido suficiente, pero con seguridad sobra piel.
Aquí aparecen la Ptosis grado II, Ptosis grado III , o Ptosis grado IV, la diferencia entre ellas es la distancia entre el pezón y la proyección del surco submamario en la mama.
En todos estos casos hay que resecar piel. El patrón de resección, y por consiguiente la cicatriz resultante dependerán de la técnica empleada por cada Cirujano, en cada caso en particular.
Las cicatrices de una Mastopexia pueden ir desde una cicatriz circunferencial alrededor de la areola, hasta una “T invertida”, pasando por una circumareolar más una vertical. El tema de la cicatriz resultante depende de cada profesional, y de su experiencia. Hay una tendencia que consiste en reducir cicatrices aún en detrimento de la forma de la mama y la propia calidad de las mismas.
En mi experiencia, los Pacientes tienen un alto grado de tolerancia a las cicatrices, cuando estas son de buena calidad, cumplen el objetivo de levantar la mama, y permiten darle una forma agradable.

Levantamiento Mamario – Antes y Despues