Renovación Posparto

No es ningún secreto que el acto mas sublime y que mas felicidad nos brinda, como tener un hijo, toma algunas cosas a cambio en el cuerpo de la mujer. La Renovación o Cirugía Posparto es una solución para ayudar a disminuir las secuelas del embarazo y de la lactancia.

Muchas veces veo en el consultorio pacientes de 30 a 40 años, jóvenes y bonitas, pero que llevan con cierta carga estigmas de sus embarazos y lactancias, lo que las hace sentir disminuídas en cuanto a su autoestima.

Es lógico considerar los efectos corporales de ser madre como el pago por tanta felicidad, pero la pregunta es; pueden evitarse las secuelas del embarazo y de la lactancia, o reestablecer el cuerpo a lo que era antes? Es lógico disfrutar a los hijos cuando los vemos creciendo, pero hay necesidad de sufrir, cuando nos miramos al espejo?

Definitivamente la genética tiene mucho que ver, en la forma en que queda una mujer luego del proceso de tener un hijo, hay algunas que se las ve aún mucho mejor que antes de su embarazo, pero desafortunadamente no es la regla para la mayoría de las madres.

Que se puede hacer de antemano?

No hay dudas acerca de que cuanto mejor se llegue al embarazo, mejor quedará una luego del mismo, es decir tener un peso adecuado, no ganar mas de 10 Kg. durante el embarazo, hacer actividad física, hacer un cuidado correcto de la piel pre y durante el desarrollo del mismo. Pero a pesar de que se llegue en buena forma, hay una serie de situaciones que se observan en la mayoría de las pacientes y son:

Caída del Busto

Durante el embarazo y la lactancia casi todas las mujeres llegan a tener el busto ideal, situación que pasa casi sin pedir permiso a la sensación de haberlo perdido todo, cosa que no es cierta en muchos casos.

Claramente la situación hormonal del embarazo determina una estimulación de la glándula mamaria que la prepara para la lactancia. Dicho sea de paso en éste período aparecen asimetrías preexistentes que habían pasado desapercibidas anteriormente. Ahora la mama con más glándula se agrandará y pesará más que la otra, consecuentemente caerá más también.

También están las Pacientes que poseían previamente busto grande y que ahora lo encuentran totalmente fuera de su lugar. Entonces las hipótesis a tener en cuenta son:

  1. Mamas vacías
  2. Mamas caídas
  3. Mamas asimétricas
Diastasis de los Rectos

Cuando se habla de Diastasis de los Rectos, se hace referencia a la separación de los Músculos Rectos Anteriores del abdomen, en la línea media, lo que determina que no ejerzan correctamente la acción de sujetar al contenido intraabdominal, permitiendo su protrusión hacia delante, provocando un abombamiento generalmente del ombligo para abajo, que genera una “Pancita”, que no responde exclusivamente al exceso de grasa en la zona. Se observa en casi todas las pacientes aún el las extremadamente delgadas. Los embarazos múltiples , de chicos grandes, o sucesivos, provocan ésta alteración que en muchos casos coexiste con una hernia Umbilical.

No sólo se trata de una alteración estética, sino que también las pacientes refieren contractura de los músculos de la cintura, constipación, pérdida de fuerza abdominal, entre otros síntomas. La solución consiste en suturar los músculos rectos anteriores, en la línea media, operación que puede hacerse a través de una cicatriz de una cesárea preexistente, u otra emplazada en el mismo lugar.

Adiposidad Localizada

Resulta común conocer mujeres en la consulta que refieren estar en su peso previo al embarazo pero que presentan acumulos grasos en las caderas, abdomen, u otras zonas en dónde antes no había nada.

La primera consideración que debería hacer es que la balanza pondera a la grasa, músculos, hueso etc., y que una paciente puede pesar lo mismo o aún menos, que antes del embarazo y tener mayor cantidad de grasa, y menor cantidad de músculo en su masa corporal.

Por otro lado esos acumulos grasos aparecen en zonas muy visibles con la vestimenta, y son muy difíciles de erradicar a pura dieta.
La Lipoescultura Ultrasónica, es el arma fundamental para combatir los acumulos de grasa, mas aún cuando hay algún grado de flaccidez cutánea presente.

Exceso cutáneo abdominal
El exceso cutáneo resultante de un embarazo, es variable, y depende de muchos factores, su tratamiento dependerá de su magnitud. Si es escaso y se acompaña de adiposidad, puede evaluarse como único tratamiento, una Lipoescultura Ultrasónica, ahora si el exceso cutáneo es de mayor magnitud, se deberá recurrir a su resección quirúrgica. La Minilipectomía Abdominal, así como la Dermolipectomía Abdominal, son en estos casos los procedimientos de elección.

La buena noticia es que todas estas situaciones pueden resolverse en un acto quirúrgico, sin incrementar en forma notable la complejidad del acto quirúrgico. Hoy en día, es absolutamente factible, reestablecer volumen y posición de las mamas, deshacerse de acumulos grasos, y estirar el abdomen, reforzando la pared muscular en un solo acto quirúrgico, gracias al adelanto de las técnicas quirúrgicas, y de Anestesia, dentro de límites de seguridad absolutamente aceptables.