Mentoplastia de Aumento

Podemos llamar Mentoplastia de Aumento, al incremento de la proyección del Mentón, utilizando algún tipo de relleno.

Hago hincapié que está técnica sólo pretende aumentar ligeramente la proyección del Mentón, y no así corregir la mordida, que es patrimonio de otras especialidades.

Ocurre que en algunos casos hay pacientes cuyo Mentón está poco desarrollado provocando un aumento relativo de la proyección de la Nariz. Decimos que el Mentón tiene la proyección adecuada, cuando un plano tangencial a los labios, toca al Mentón, es decir están en el mismo plano.

Aún si el Mentón se proyectara algo más allá de dicho plano sería aceptable.

La técnica que considero óptima, es la colocación de un pequeño implante de silicona, por medio de una insición por dentro de la boca, que se sutura con hilos reabsorvibles, y que ya no están a la semana.

Si bien se puede rellenar con grasa o sustancias sintéticas considero que lo mejor es emplazar un implante de silicona.

Estos implantes son sólidos, no como los de mama, hay de diferentes tamaños y formas, cada profesional elegirá el tamaño y modelo de acuerdo con su experiencia.

Considero que alrededor de un 40 % de las Rinoplastias deberían ir asociadas a un implante de Mentón, también suele asociarse en muchas oportunidades a Cirugías de la “papada”, o a los Liftings.

Ventajas

Por medio de una intervención mínima, ayuda a compensar una Nariz muy proyectada, o un cuello gordo y corto. Es probablemente la única Cirugía reversible, si al paciente no le gustara puede retirarse y el mentón quedaría como antes de operarse.

Desventajas

En general no tiene, si llegara a presentarse alguna complicación ya sea de posición, o si se infectara, se retira con un procedimiento mínimo, pudiendo recolocarse a los 6 meses.

Mentoplastia – Antes y Después